Transferencias para empresas u organizaciones, SEPA

La operativa no cambia mucho respecto al funcionamiento actual, pero las cuentas bancarias ahora estarán identificadas por el IBAN en lugar del código cuenta cliente (CCC). Además, si emites transferencias en lotes, debes saber que cambia el formato del fichero de codificación, con lo que deberás consultar a tu banco y/o proveedor de herramientas de gestión empresarial sobre este nuevo formato.

¿Qué hay que hacer?

  1. Conoce tu IBAN. Puedes encontrar tu IBAN en extractos de cuenta, libretas, talonarios y en las aplicaciones de banca electrónica. Ante cualquier duda, consulta con tu entidad bancaria.
  2. Proporciona tu IBAN a todas tus contrapartes. Para ello, adecúa toda tu documentación comercial (facturas, impresos, folletos, páginas web, etc.) y comunicaciones con terceros en donde se incluya el número de cuenta.
  3. Recaba el IBAN de todas tus contrapartes. Para ello, adecúa toda tu documentación comercial (impresos, página web, etc.) y comunicaciones con terceros en donde se solicite el número de cuenta.
  4. Adapta tus bases de datos para soportar el IBAN de tus proveedores, clientes y empleados.
  5. Si realizas operaciones con otros países europeos, debes saber que la longitud del IBAN depende del país donde radique la cuenta, siendo 34 el número máximo de caracteres.

Recuerda que el 1 de febrero la SEPA entrará en vigor.

This entry was posted in Gestión Empresarial and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply