Las tiendas online han crecido en España y presentan su candidatura como alternativa al modelo tradicional

Un escaparate virtual

La búsqueda de clientes vía Internet se ha multiplicado debido a la facilidad de acceso, promoción y calidad de los servicios, que se han ido equiparando a la velocidad, a las distintas plataformas y dispositivos, así como al gusto de un público que desea una compra rápida, eficiente y de calidad, sin olvidarnos del precio.

Una empresa que desea plantearse sacar una versión online es porque tiene algo que ofrecer. Hablamos de stock, ofertas, promociones o productos de primera línea. La inversión, como es lógico, hace que algunos emprendedores y empresarios se lo piensen, porque desean conocer por dentro el funcionamiento de una tienda de Comercio Electrónico. ¿Cuántas veces hemos dudado de la seguridad? ¿Estamos ante un sistema 100% efectivo? Con el paso del tiempo, hay una serie de sugerencias y recomendaciones que conviene citar, para continuar con la percepción y explicación de las ventajas de una tienda virtual, que busca el éxito en la red.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son una realidad. El avance de la telefonía móvil ha conseguido que se haya impuesto un sistema rápido, donde los usuarios desean la adquisición de aplicaciones para lograr el objetivo, consolidación y poder comprar un producto en cuestión de 15 segundos. Así de sencillo, el avance de las tiendas de eCommerce ha derivado el acceso desde cualquier dispositivo, porque todo se piensa en multiplataforma, que ha permitido el desembarco de multitud de empresas que han abierto nuevos modelos de negocio.

latitudes Las tiendas online han crecido en España y presentan su candidatura como alternativa al modelo tradicional

El consejo

Si somos pequeños, en Internet podemos crecer, dimensionar la actividad y alcanzar a un público que desea conocer la oferta. Pero, ¿qué podemos vender? Lo primero es estudiar la competencia, el mercado, las sugerencias que se pueden localizar en la red a día de hoy. Y, como es obvio, tenemos que tener un equipo de profesionales que sepan dirigir y coordinar lo que podríamos hacer.

La acción de crear una tienda virtual, online, aupada a los primeros puestos de búsqueda en Google, vinculada a las redes sociales, así como con un sistema de información que se actualiza en cuestión de segundos y en tiempo real, no debe de ser la principal preocupación. Lo que se debe de pensar es cómo realizaremos un estudio para sacar el mayor partido al producto, servicio, plataforma y conseguir que el stock, las promociones por temporada y las ofertas estén en la red, y en un precio que llame la atención de las personas que están interesadas.

Además, la consultoría logra que podamos abrir fronteras en otros países, es decir, que consigamos colocar una determinada mercancía en naciones a las que les llama la atención lo que vendemos. Esa es la idea. El resto de temas, que son importantes, se ajustarán al modelo en función de las necesidades y prioridades.

La sugerencia

La tienda es una contestación actual, innovadora y moderna, que debe de considerarse como porque otros modelos de negocio funcionan, como es el caso de la venta de puffs, ropa, calzado, agroalimentario, discos, dvd´s, electrónica, billetes, accesorios u ordenadores.

El emprendedor y empresario trabaja en dos líneas, pero busca el mayor rendimiento, por lo que conviene atender a una serie de recomendaciones:

  • ¿Cuánto dinero deseamos gastar? Antes de hacer nada, hay que pensar en el presupuesto, en quién nos lo puede hacer, en las plataformas que están en la red para la constitución del proyecto, así como en el programa de gestión que atenderá al control en la compra, envío, estado de almacén y caja en todas las operaciones.
  • El diseño es primordial. Las personas quieren información, documentarse y “entrar” en un espacio web que les llame la atención. No desean una familia de productos, porque buscan asesorarse, preguntar, consultar, enlaces y promociones, y, con el paso del tiempo, los compradores son cada vez más exigentes.
  • Funciona. Todo está perfecto cuando es funcional, el “Ok” es correcto y tenemos que verificar los datos del comprador. La entrega de datos del comprador inicia un proceso post venta que debemos de atender. Hay que saber sugerir, suscitar el interés y ofrecer para que el usuario vuelva al portal.
  • Cuestión de posicionamiento. Ser innovador, moderno y novedoso requiere que tengamos que darnos a conocer. En Internet hay que lograr un puesto en función de diversos factores. El contenido, diseño y precio del producto es interesante, pero son las recomendaciones de los usuarios un aval y una garantía que tendremos que trabajar para que el resto de personas se fijen en nosotros, que es la empresa.
  • Dinamismo. La plantilla empleada es dinámica, modular, escalable y fácil de gestionar. Esa es la clave de la consolidación de un proyecto de eCommerce. De la misma manera, la sincronización con la aplicación de gestión ayudará en el día a día del negocio online.

Estamos ante un nuevo escaparate, que es virtual. Ése, que es el presente, será y centrará los esfuerzos de venta y las nuevas formas de mercadear en un mundo global y sincronizado en tiempo real.

Por Jorge Hierro Álvarez

This entry was posted in Píldoras Informativas and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply