La realización de una página web de forma gratuita conlleva la coordinación y consulta previa antes de tomar decisiones que nos puedan llevar a error

Hablamos de aventuras

En Internet, no existe una ciencia exacta, pero sí una serie de reglas para llevar un proyecto web al éxito en cuanto al diseño, programación, indexación en buscadores, referencias, posicionamiento, actualización, mantenimiento, generación de interés, visibilidad y adecuación a las normas de accesibilidad y navegabilidad.

Las fuentes de información han proliferado en Internet en los últimos años. Hay portales que te dicen cómo puedes crear una página, mantenerla o hasta desarrollar una plataforma de aplicaciones para dar servicio directo a los clientes. Además, es común que integremos, en “la parte de atrás”, una serie de módulos para responder al usuario, cliente y empresa que desea una contestación en tiempo real. De hecho, han proliferado muchas referencias a soluciones ya creadas con las que puedes desarrollar tu propia página. Sin embargo, el desconocimiento y la poca profesional de muchos de estos proyectos, se quedan en el olvido si no son rescatados a tiempo y se les ofrece una corrección en la estructura para consolidar una serie de pautas profesionales.

La definición de la Hoja de Estilo es clave, pero antes tenemos que saber qué es lo que deseamos transmitir, los contenidos, imágenes y la identidad corporativa, qué web deseamos, su finalidad y qué tipo de servicios vamos a ofrecer. Así de sencillo.

En la red han cambiado las reglas del juego. Es muy fácil obtener una Template que se ajuste al diseño que deseamos, pero hay que repasar, adecuarla, saber qué podemos modificar y la programación que soportará para vincular la Base de Datos, el servidor y los módulos que estudiaremos para su implantación en la misma.

El Mapa Web y la Arquitectura de Contenido es una prioridad en cualquier proyecto de desarrollo web, y estamos ante un reto profesional que implica una aventura, pero con un seguimiento de la misma. Si el esfuerzo, tiempo y dedicación lo llevamos a una Hoja de Cálculo, en ocasiones, lo mejor es acudir a un grupo de profesionales o empresa que nos den la solución que precisamos para el proyecto, porque el tiempo es clave en la coyuntura actual, donde se ha impuesto la inmediatez.

Empezamos el libro

Siempre hay un autor que desea plasmar una creación literaria. Hay escritores noveles, aficionados, con experiencias y grandes autores, que ya llevan muchos años escribiendo sobre lo que les gusta. En Internet hay personas que se inician, otros que llevan tiempo y los profesionales, que son los que están probando, desarrollando, estudiando e incorporando aplicaciones, módulos, plataformas y soluciones para lograr la eficacia en la gestión de cada proyecto, siempre están visibles.

El tiempo es determinante. La experiencia, por otro lado, forma parte de cualquier inicio, porque se precisará en los momentos adecuados. Lo principal para cualquier empresa es saber qué es lo que tiene, así como hacer una Hoja de Ruta para cada proceso directo en la elaboración de la página.

¿Lo seguimos?

Visto el planteamiento, tenemos que ser capaces de toma la decisión más adecuada. Nos escriben la obra, o bien, redactamos nosotros el libro. En Internet ocurre lo mismo, porque tenemos que ser capaces de saber hasta dónde llegamos, los recursos con los que contamos y si merece la pena delegar o realizarlo internamente. Esa es la pregunta clave.

Desenlace

Sea propia la elaboración de la página o no, atenderemos a los siguientes puntos:

  • Definición de la Hoja de Estilo.
  • Espacio para los contenidos audiovisuales, redes sociales, secciones y canales.
  • Creación o integración de un Gestor de Contenidos (CMS) para realizar los cambios, actualizaciones y modificaciones en la página, así como poder obtener una serie de herramientas para conocer el impacto de las Campañas de Promoción en las redes sociales, métrica y análisis de resultados.
  • Plan de Marketing Online.
  • Estudio e integración de soluciones en tiempo real para resolver las incidencias técnicas de usuarios y clientes, o bien, el ERP de gestión o CRM para conocer el seguimiento de las cuentas y los clientes.
  • Búsqueda de la participación de los interesados en las aplicaciones de la Web 2.0 y determinar las acciones comerciales en la red, que impliquen la mejora y consolidación de la marca.

Por Jorge Hierro Álvarez

This entry was posted in Píldoras Informativas and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply