El perfil del comprador español en Internet responde a una persona con acceso, conocimientos, de 24 a 35 años de edad y con un promedio de gasto anual cercano a los 832 euros

Buscando al cliente

El Comercio Electrónico denominado B2C (empresa para consumidor/cliente) ha aumentado considerablemente en España. Los datos de los últimos estudios reflejan un volumen de facturación cercano a los 9.500 millones de euros, acompañados de un mayor número de visitantes (11 millones de compradores), así como una penetración de Internet cada vez mayor en los hogares españoles y a través del móvil de última generación. Sin embargo, todavía hay empresas que están localizando al cliente, su consumidor y sitio en el ámbito nacional, para mejorar la percepción hacia su producto y servicio en tiempos de crisis.

NDP LATITUDES El perfil del comprador español en Internet responde a una persona con acceso, conocimientos, de 24 a 35 años de edad y con un promedio de gasto anual cercano a los 832 euros

Si somos 47 millones de personas en España, ya sabemos que 11 son compradores por medio de los canales digitales, que buscan su producto y seleccionan la forma de pago que más les conviene. En total, se ha estimado que 27 millones de internautas se han acercado a Internet en algún momento de su vida. Negocio, por lo tanto, existe en el ámbito nacional, pero ¿y fuera? Evidentemente, la red de redes es una puerta a la internacionalización, pero se necesita algunas píldoras que acompañen el cómo, cuándo, para qué y qué sentido tiene el realizar una inversión en Comercio Electrónico para llegar al cliente o consumidor final.

Visto el resultado, los beneficios de las distintas empresas y las modalidades para programar un viaje en tiempo récord, han permitido que la red sea el canal más interesante para comprar, ya que tiene un acceso abierto las 24 horas del día. Sin embargo, ¿cómo llegamos al cliente? Muchas empresas desean localizar al comprador y el comprador desea localizar aquel negocio que le ofrece un servicio que nadie le da, o bien, con las mejores condiciones del mercado. Los buscadores ayudan, así como el diseño y otros aspectos que hemos comentado, pero se precisa de un análisis de consultoría y acudir a las métricas e impacto de resultados para lograr que la empresa, el consumidor final y la venta se encuentren en una misma pantalla.

La situación

En España estamos ante un contexto propicio, en el que destacan los productos y servicios relacionados con la compra y venta de billetes (avión, tren, autobús), la adquisición de planes de vacaciones (fiestas, puentes, etc), o bien, la opción de comprar productos de electrónica. Sin embargo, al margen de lo típico, ha aparecido la ropa, el sector agroalimentario y el libro electrónico, que se han sumado como opciones reales que han generado un interesante volumen de negocio, al margen de la supremacía de los servicios y productos mencionados, sin olvidarnos de la venta de entradas de cine, espectáculos o conciertos musicales.

La pregunta clave es dónde estamos, cómo lo estamos haciendo y qué tipo de resultados hemos obtenido, por lo que un análisis de consultoría resolvería muchas dudas al respecto, para mejorar las percepciones y estructurar un plan de expansión.

Internet

Es el medio, el canal, la plataforma y conforma la realidad del momento. Redes sociales, el compartir e interactuar han fomentado el tiempo que le dedicamos a navegar, pero también a comprar. Las actividades profesionales se han disparado con la llegada de Internet.

De esta manera, el reto, ya mejorada la confianza, seguridad y credibilidad en el medio, es cómo nuestro negocio debe adecuarse a un canal por el que fluyen las relaciones profesionales, las amistades, conversaciones y recomendaciones, las cuales, en muchos casos, quedan escritas y consolidan el reconocimiento de una marca o compañía.

Los 11 millones de compradores irán en aumento, según los analistas. Los motivos son la comodidad, seguridad, comparación de precios, formas de pago, posibilidad de devolución, escaparate de información y recepción del pedido en el plazo indicado.

El dispositivo

Del PC al móvil, y del móvil a la Tablet, porque el ordenador portátil o sobremesa se quedan como estaciones de trabajo para el ámbito profesional y doméstico, mientras que los dispositivos móviles de última generación han logrado centrar el liderazgo en España en las comunicaciones, uso de las redes sociales y la reserva y compra de un producto o servicio.

La rapidez es lo que prima, así como la recomendación por medio de la geolocalización o el comentario de una amistad sobre un sitio concreto. El consumidor final es el receptor de la información, pero hay que insistir en que (forma y fondo) para llegar a él se debe de estructurar un plan de trabajo, porque se tienen que considerar todos los escenarios posibles.

Por Jorge Hierro Álvarez

This entry was posted in Píldoras Informativas and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply