Emisión de recibos, SEPA

Como ya hemos estado avanzando a partir del 1 de febrero las cuentas bancarias estarán identificadas por el IBAN en lugar del código cuenta cliente (CCC). Además, cambiará el modo en que se gestionan los recibos domiciliados de tus clientes, socios o partners: la información contenida en el mandato u orden de domiciliación, el formato del fichero, los datos a proporcionar con cada emisión, el tamaño del campo de información…

Otra novedad es la creación de una nueva modalidad de adeudo directo que se podrá utilizar exclusivamente cuando el deudor sea una empresa o autónomo (B2B).

¿Qué hay que hacer?

  1. Conoce tu IBAN. Puedes encontrar tu IBAN en extractos de cuenta, libretas, talonarios y en las aplicaciones de banca electrónica. Ante cualquier duda, consulta con tu entidad bancaria.
  2. Proporciona tu IBAN a todas tus contrapartes. Para ello, adecúa toda tu documentación comercial (facturas, impresos, folletos, páginas web, etc.) y comunicaciones con terceros en donde se incluya el número de cuenta.
  3. Recaba el IBAN de todas tus contrapartes, tanto nuevas como existentes. Para ello, adecúa toda tu documentación comercial (impresos, página web, etc.) y comunicaciones con terceros en donde se solicite el número de cuenta.
  4. Adapta tus bases de datos para soportar el IBAN de tus proveedores y clientes. Si realizas operaciones con otros países europeos, deberás saber que la longitud del IBAN depende del país donde radique la cuenta, siendo 34 el número máximo de caracteres.
  5. Recaba y custodia las nuevas órdenes de domiciliación (mandatos) de recibos, que deberán contener los datos obligatorios que exige la normativa europea para identificar la orden de domiciliación. Las órdenes existentes con anterioridad al 1 de febrero de 2014 (entrada en vigor de SEPA), seguirán siendo válidas.
  6. 6. Conserva los mandatos de manera accesible para poder presentarlos en caso de que te sea requerido.
  7. Verifica la longitud del texto que sueles incluir en el campo de información del recibo para asegurar que se ajusta al nuevo tamaño. Puede que debas realizar adaptaciones al respecto, en la medida que la información contenida va a limitarse a 140 caracteres (hasta ahora, el máximo era 640 caracteres).
  8. A la hora de presentar a tu banco los recibos para su cobro, deberás incluir información adicional a la enviada hasta ahora. Para mayor información, consulta con tu entidad bancaria.
  9. Deberás sustituir el formato de fichero utilizado hasta ahora para la emisión de recibos por el correspondiente fichero de adeudos directos SEPA. Consulta a tu banco y/o proveedor de herramientas de gestión empresarial sobre este nuevo formato.
  10. Si estás interesado en utilizar el adeudo directo B2B, deberás siempre emitir una nueva orden de domiciliación y utilizar el formato de fichero correspondiente. Esta nueva modalidad es de carácter opcional, por lo que deberás consultar con tu entidad para confirmar que ofrece el servicio.
This entry was posted in Gestión Empresarial and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply